“…son de buen cuerpo, tienen un paso natural muy aventajado y cómodo…”.

 “…los mejores suelen andar una legua por cuarto de hora, sin dejar su paso natural…”.

Fray Iñigo Abbad y LaSierra

Historia Geográfica de la isla de San Juan Bautista de Puerto Rico

Publicado en 1788 

WIRELESS

MARISELA VERENA

"Oro de sol matutino

mezcló con truenos y rayos

y salió un bello caballo

y lo nombró paso fino"

 

ENERGY EFFICIENT

TONY CROATTO

"En la honra capitán de tu montura

hay pinta de señorial cabalgadura...Pasa, pasa vuelve y pasa, Paso Fino"

EASY CONTROL

ANTONIO CABÁN VALE

"Paso Fino, Fina Estampa.

Crin al viento, pecho altivo

firme ejemplo de la estirpe

del potro de Puerto Rico"

PASO FINO RAZA PUERTORRIQUEÑA

"La envidia de los equinos"

EL PASO FINO

Barba Roja (a)
Anijoe_F-002290_Bizcocho_en_Toñita
Awilda_Colón_Iguina
Allegreto (b)
Allegreto_F-000328_Don_R._Ruíz_Cestero
Allegreto F-000328 Nochebuena en Violeta
Allegreto,_Minín_Kuilan
Allegreto (a)
Adagio_F-00329,_Nochebuena_en_Niña
Airoso
Adagio
Adaesed F-001355 Siboney el Brujo en Copita III

Paso Fino es el nombre de la Raza de Caballos creada y desarrollada en Puerto Rico y es identificada por su distintivo paso desde el siglo XVIII (18). Es conocida como la raza de caballos más antigua y más finos del nuevo mundo, es la original y la clásica Raza de Caballos de Paso Fino, única en el mundo. En Puerto Rico, la Raza de Caballos de Paso Fino es el noble resultado de una tradición centenaria.

Prueba de esto son estas citas históricas de los siglos 18 y 19. “Luego que dan las doce de la víspera de San Juan, salen por aquellas calles con sus caballos, que son muy veloces y de una marcha muy cómoda…”.

 “…pero son de buen cuerpo, tienen un paso natural muy aventajado y cómodo…”.

 “…los mejores suelen andar una legua por cuarto de hora, sin dejar su paso natural…”.

(Libro, Historia Geográfica Civil y Natural de la Isla de San Juan Bautista de Puerto Rico”, Fray Iñigo Abbad y LaSierra publicado en 1788 (siglo 18), capítulo XXXV, páginas 211, 212, refiriéndose a los caballos en  las Carreras de San Juan).

 

“El estímulo que recibieron con estas medidas los criadores había dado frutos excelentes hacia la sexta década (1860 / siglo 19). Uno de ellos, la firma Fernández y Aponte, llegó a producir gracias a la selección, una raza conocida por este nombre de caballos de Paso Fino muy admirados en las Antillas”.

(Libro, Ciudad Murada, Adolfo De Hostos).

 

Las características de la Raza de Paso Fino son únicas. Proyectan gran presencia, hasta cierta arrogancia, manifiestan un distintivo andar suave y sumamente cómodo en 4 tiempos laterales isócronos. Considerados como el caballo más cómodo del mundo, estos magníficos ejemplares, delicadamente asumen las irregularidades del terreno en sus lomos y coyunturas y es un espectáculo verlos arquear su cuello, orejas atentas, crines ondeando y ese particular sedoso, corto y delicado paso, elástico y seguro. Caballo y montador parecen fundirse en una sola unidad que combina obediencia natural e inteligencia, proyectando ese orgullo que emana de más 500 años de herencia.

En 1509, el Capitán Martín de Salazar, actuando bajo órdenes de Ponce de León, trajo los primeros caballos a Puerto Rico. Un historiador, reclama que fue Yañez Pinzón quien introdujo los caballos a la isla en 1504. Algunos caballos traídos de España, se desplazaban en andares laterales conocido como ambladura, levantando y posando ambas patas del mismo lado a la misma vez, alternadamente, rsultando en un andar que permitía a los lanceros fijar mejor las armas desde sus monturas en el ataque al enemigo.

Desde los tiempos medievales el caballo Español, especialmente el Andaluz, ha sido el modelo para mejorar las Razas de caballos de Europa y ha sido usado como regalo a la Realeza del Mundo. De estos caballos Andaluces, cruzándolos con el Berberisco y la Jaca española es que desciende nuestro Paso Fino. Una impresionante combinación definitivamente.

A través de una prolongada y cuidadosa selección se fue depurando el Paso Fino hasta convertirlo en el favorito de los hacendados de las Centrales Azucareras y del Jíbaro Puertorriqueño. El Paso Fino nace no se hace. Por eso es que es una Raza aparte. El ejecutar el Paso Fino no es natural a otras razas o poblaciones equinas, el Paso Fino es innato a nuestra Raza Caballar y se transmite invariablemente de generación en generación. No obstante el entrenamiento refina los movimientos. La Raza de Paso Fino de Puerto Rico es única en el mundo. La Raza de Paso Fino es un reflejo de la herencia europea manifestada en nuestro ambiente isleño.

De las familias más importantes dentro de la genealogía del Paso Fino de Puerto Rico, la familia de Dulce Sueño es la más importante. Considerado el padre de la Raza moderna de Paso Fino, Dulce Sueño procreó muchos de los primeros campeones de Puerto Rico y hoy todos los campeones  son descendientes de él.

Las competencias de Paso Fino son el deporte nacional de Puerto Rico y es ahí que mejor se pueden apreciar y admirar. En la categoría de bellas formas que es una especie de concurso de belleza, los ejemplares se exhiben sin montador y a riendas sostenidas por dos exhibidores. En otra categoría conocida como Paso Fino, los montadores dirigen los ejemplares alrededor del picadero en grupos e individualmente en formato de ocho y sobre la tabla de resonancia para apreciar mejor la sonoridad de su paso. Los ejemplares entre dos y  cinco años pueden ser identificados por llevar dos grupos de bridas (que suman 4 bridas individuales), una herramienta que permite al montador controlar mejor el ejemplar, mientras que los ejemplares mayores de 5 años solo usan dos bridas.

Además de prestar atención al Paso, los jueces también consideran la apariencia general del ejemplar. El tamaño promedio de un ejemplar de Paso Fino del piso del casco a la cruz (prominencia en el lomo justo antes de comenzar el cuello del ejemplar) es de unas 14 a 15 manos (entre 56 y 60 pulgadas) y pesa entre 700 y 1,100 libras. Los colores incluyen el zaino, negro, cebruno (negruzco azainado), alazano, bayo, canario y roano, entre otros. Un ejemplar de excelencia, exhibe un pelaje brilloso y saludable, cuello  ancho, con ollares amplios, nalgas fuertes y anchas, patas delgadas, orejas atentas, y una cola extendida que sobresale del cuerpo cuando el ejemplar está en movimiento. Su viveza y alegría al caminar también es evaluada. De acuerdo a los expertos el Paso Fino es “dócil a la mano pero con un gran espíritu bajo la silla”.

Casi todos los pueblos de la isla llevan a cabo alguna competencia anual de caballos de Paso Fino. No obstante es la Feria Dulce Sueño el primer fin de semana de marzo todos los años en Guayama (lugar de nacimiento de Dulce Sueño), el evento más prestigioso, colorido y concurrido del Paso Fino. Es una celebración cultural que demuestra el orgullo que tenemos en nuestra Raza equina, el Paso Fino, con tres días de música típica, bailes, comidas y artesanías entre otros espectáculos.

Para más información sobre la Raza de Caballos de Paso Fino, puede contactar a la Oficina de Reglamentación de la Agro Industria del Caballo de Paso Fino adscrita al Departamento de Agricultura  del Gobierno de Puerto Rico.

Cialito_F-001212_Kofresí_en_Galanita
Cibuco (b)
Carrousel F-001704 Batallita en Gaviota II
Cadete_F-000772,_Palomo_JQ_en_La_Mora_Sr._José_F._Quiñones
Bizcochito_F-001844_Bizcocho_en_La_Toquí
Anijoe_F-002290_Bizcocho_en_Toñita
Adagio_F-00329,_Nochebuena_en_Niña
Adaesed F-001355 Siboney el Brujo en Copita III
 

CARACTERÍSTICAS

DEL EJEMPLAR DE

PASO FINO

La raza de caballos de Paso Fino, es una raza que se define o se le identifica físicamente como una raza de caballos livianos, pesando entre 700 y 1,100 libras, de tamaño mediano, siendo los individuos más altos de unas 60” (con 55” como mínimo, aunque los hay mas pequeños) del casco  a la cruz. Pueden ser de todos los colores, siendo los zainos, zaino-cebrunos (negruzco), alazanos y canarios los más comunes, con señas blancas en las patas y la cara. 

Crines y colas abundantes, orejas medianas a pequeñas, cuellos y pechos anchos, patas delgadas y finas, nalgas redondeadas, con inserción baja de la cola. 

“Un ejemplar de Bellas Formas es aquel que reune un conjunto balanceado simétrico y amonioso con belleza en todas sus partes y en su conjunto. Debe ser airoso, elegante de buen plantaje, cabeza pequeña y seca, orejas pequeñas, erectas y bien plantadas, engarzada ésta en un cuello mediano, fino, arqueado, unido a unos hombros definidos con buena inclinación, pegados sólidamente a un tronco mediano, con un lomo corto y fuerte, grupa redondeada y poco caida, rabo bien insertado, mas bien alto, cola larga, sedosa y abundante, espaldas fuertes y anchas. Pecho ancho y profundo, líneas rectas en su caja, patas bien aplomadas, largas, finas, fuertes, limpias, con los tendones bien definidos y separados, huesos densos y fuertes, cascos medianos, duros bien formados e iguales en tamaño, proporcionados al cuerpo, negros, blancos o jaspeados.  El cuerpo del caballo de Bellas Formas, debe salir perfectamente enmarcado en un cuadrado del tamaño y alzada de su cuerpo.”

LOS ANDARES DEL PASO FINO

La Raza de Caballos de Puerto Rico, “El Paso Fino”, deriva su nombre del particular Paso que distingue a los ejemplares que nacen de esta Raza de estructura genética homocigótica y que transmiten invariablemente ese Paso de generación en generación, visible en las crías a los pocos dias de nacidos, caminando al Paso detrás de sus madres, sin entrenamiento alguno.

La mecánica de los andares de la Raza de Paso Fino es una estable y consistente.

Esta mecánica provee para un distintivo Paso en secuencia lateral de cuatro tiempos, de forma isócrona, de tranco relativamente corto, de cadencia suave, elástica, delicada, sostenida y natural. De un levante de extremidades mayormente bajo, con flexión de corvejón moderado y movimiento de menudillos elástico y bajito (sin presentar resortaje ordinario, levantado o pistoneado), con mayor o menor velocidad en su ejecución, con mucha viveza, con muy poco o nada de movimientos acentuados horizontales o verticales tanto en el cuello/cabeza como en el anca del ejemplar, dando extrema comodidad al jinete.

“Los andares (o aires) del caballo de Paso Fino se clasifican de acuerdo a la altura que levantan las patas del suelo.”

Ponce
Porta Coeli F-002020, Recuerdo en Tumbaita Parada N.Y.
Primavera
Senador competencia en Salinas
Senador_F-000178_Medio_Día_en_La_Negra
Senador
Siboney el Brujo
Srta. Nevárez, Pisaflores
Suleyka_y_Cundá_Figueroa
Telégrafo_y_Sylvia_Nevarez
Volare, F-000335,  Pincel en Princesa Mora